El secreto de nuestro aceite virgen extra de arbequina DOP Siurana

La Palma d’Ebre pertenece a la comarca de la Ribera d’Ebre pero se encuentra alejada del río, en la parte más alta y septentrional de la comarca y en el límite con les Garrigues y el Priorat.

El municipio se encuentra a la altura de 335m sobre el nivel del mar, en un llano situado encima del «Vall Major» y la llamada Font Vella originaria de la época Árabe.

Una ubicación geográfica estratégica, junto a un clima ideal y una tierra idónea para el cultivo del olivo arbequí, hacen de nuestro producto un fruto excelente para la producción de aceite virgen extra arbequí, con Denominación de Origen Siurana. Nuestro saber hacer, también es un factor importante a la hora de producir el mejor aceite. Nuestras fincas tienen árboles centenarios, prueba de la tradición y la garantía de la calidad del fruto, y casi 100 años de historia de la Sociedad nos avalan como productores de Aceite Virgen Extra de Arbequina.

Tradición, calidad, saber hacer, nuestra tierra y conservar el aceite en un espacio único.

¿Cuál es el secreto, entonces? La pasión de los productores por el buen trabajo, la tradición, la apuesta por la calidad, el saber hacer, nuestra tierra y nuestras instalaciones, donde guardamos el aceite bajo tierra, en las mismas almazaras que hace 100 años construyeron nuestros abuelos y que aún ahora, en su homenaje, hacen que nuestro aceite se mantenga en las mejores condiciones hasta llegar a tu mesa.

Siempre hemos sido el molino de Tarragona y así queremos continuar, haciendo el mejor aceite para nuestra gente.